miércoles, 23 de mayo de 2012

+ Yogurt


Cuando la consciencia me ataca y entro en modo “desayuno balanceado”, intento comer siempre cosas dulces que me den energía y me apetezcan ya que tengo serios problemas con la comida salada a tempranas horas de la mañana.

Hablando con unas amigas sobre especias (eso pasa cuando amas la comida) las chicas comentaron que compraban un yogurt que viene en pequeños frascos de vidrio ideales para guardar orégano, albahaca y todas esas cosas con las que nos encanta cocinar; eso quedó en mi mente hasta semanas después cuando al comer en casa de otros amigos (un plato árabe delicioso que me encargaré de robar la receta para compartir) veo un pequeño frasco de yogurt y pregunto, ¿estos son los de vidrio no?, a lo que me responden ¡si y son perfectos para guardar especias!, así que días después emprendí la búsqueda de mis nuevos especieros, con la sorpresa de que probaría uno de los más sabrosos yogurts que hay.

Los yogurts de Dahi son especiales, en su simplicidad radica su belleza. Son el clásico yogurt descremado con jarabe de frutas, sencillamente divinos;  no hay que pensarlos y solo debes entregarte al placer de comerlos con la más fina granola de cereales y disfrutar de los sabores de siempre, además de pagar muy poco por un rico desayuno y  prácticos frascos para especias, dos en uno.